Yo lo vi a Papá Noel.

Mi sobrino Juan tiene 7 años, mi hijo mayor, Felipe tiene 5. La navidad la pasamos en la quinta familiar y somos muy poquitos la verdad. Mis padres, mi hermana y su hijo, nosotros que somos 4 y mi abuela de 87 años.
Como los chicos se están haciendo grandes pensamos que podía ser la última navidad en que por lo menos uno de ellos ya sepa la verdad sobre Papá Noel. Así que esta vez, mi mamá se iba a disfrazar y a entregar los regalos.

Siempre me gustó Navidad, aún cuando empezamos a ser menos y las sillas vacías se hacían sentir mucho. Yo no le guardo rencores a la vida, y miren que me quitó, y mucho. Aprendí a celebrarla. Agradecer lo que tengo en este momento. Y este momento me encuentra plena.

Yo sigo creyendo en toda esta mística y a pesar de que los regalos los compré yo, muriéndome de calor una siesta de 38 grados, me siento un poco duende de “Santa”.

Ayudé a escribir las cartitas, a decorar el árbol, a hablar sobre celebrar la navidad, festejar la vida.

Llegó el 24 en cuestión y era todo alboroto. Sabíamos que la jugada del disfraz tenía cierto riesgo, si la llegaban a descubrir adiós inocencia. Entonces con mi hermana los sentamos a los tres y les explicamos eso de que a Papá Noel no le gusta mucho que lo vean porque la magia desaparece, entonces estaría buenísimo si nos escondemos y lo espiamos. Chimenea no tenemos pero puerta sí, así que por ahí iba a entrar. Se nos sumó un inconveniente y era que no podíamos trasladar a todos los adultos restantes a otro lado (hacía un calor terrible y estábamos en una galería al aire libre). Por lo que dijimos que los adultos no pueden verlo. Ellos nos tenían que avisar si entra o no y que hace.

Así que cuando estuvo todo listo (mi pobre madre enfundada en un traje de nylon, peluca, barba y demás con 30 grados) fuimos con los tres a escondernos detrás de unas plantas.

Y ahí en silencio, como en cámara lenta, pasó la infancia ante nuestros ojos.

Y sí, yo también lo vi a Papá Noel, lo vi en el latir acelerado del corazón de mis hijos, lo vi en sus ojos. Lo sentí en sus sonrisas.

IMG-20131224-WA0016

Anuncios

9 pensamientos en “Yo lo vi a Papá Noel.

  1. En mi familia esta vez también hubo un disfrazado, hay varios chicos y hasta ahora no lo habíamos hecho. Estábamos afuera y de pronto uno de mis primos gritó: “Está Papá Noel!” Y salimos todos corriendo como papparazzis persiguiendo a una celebrity para llegar a ver como “Papá Noel” terminaba de dejar bolsas en el living, nos saludaba con la mano y se iba raudamente a seguir con su trabajo… y sentí lo mismo que vos. Yo también vi a Papá Noel en la carita de mi hijo mayor que tiene 4 años.
    Me encantó la imagen!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s